Yoga y Meditación

Cuando nos decidimos a hacer un proceso de detox a través de un ayuno con jugos, generalmente es un momento ideal para elegir retirarnos del mundo por un tiempo [días, semanas] y entrar en un contacto más profundo con nosotros mismos. El Yoga y la meditación juegan un rol clave.

 


 

El ayuno moviliza la desintoxicación de nuestro ser en varios niveles,  y aunque creamos entrar solo por el cuerpo, nuestra mente y emociones también pasan por una instancia de reset y reajuste que se da en este proceso y es por eso que el Yoga y la Meditación son excelentes complementos para acompañar la experiencia.

A nivel físico, la práctica de Yoga ( Asanas y Pranayamas) nos ayuda a despertar la vitalidad, a flexibilizar y fortalecer nuestro cuerpo, y a despertar una conexión mas viva y alegre con él, pudiéndonos sentir  así más livianos, alineados y relajados.

Como los ejercicios físicos (Asanas) son tan variados y apuntan a movilizar todo el cuerpo en sus distintas posibilidades (torsiones, flexiones, extensiones, etc), esto ayuda a dinamizar el proceso de desintoxicación de los tejidos ya que se genera un automasaje en los organos internos, movimiento de la linfa, la sangre y de las fascias musculares y de todas las articulaciones que promueve la liberación de toxinas. Al finalizar la parte dinámica física de los ejercicios, siempre siguen las prácticas de relajación profunda  que trae renovación de la energía a través del descanso profundo.

Pranayamas

Los ejercicios de respiración profunda y consciente (Pranayamas) también dinamizan este proceso de desintoxicación en las células de todo nuestro cuerpo, ya que el intercambio metabólico que se genera con el gran  caudal de oxigeno que ahora entra, llena de vitalidad a las células al mismo tiempo que impulsa una limpieza mucho mayor, que eventualmente se traduce en rejuvenecimiento celular. Sabemos que una de las claves de nuestra salud es mantener un ambiente interno oxigenado y alcalino. Este tipo de ejercicio es ideal para lograr ese objetivo.

En cuanto a nuestro mundo interno (emociones, mente  y espíritu), la práctica de Yoga y Meditación nos lleva a poder reconectarnos con nuestra esencia, a despertar una capacidad de observación y contemplación mayor, y a  poder sentirnos mas serenos y confiantes. Dedica un momento del día a la meditación, así sea por algunos pocos minutos. Cierra tus ojos, respira profundo, puedes repetir tu oración o mantra favorito y luego simplemente observa. Silencio y observación, buscando identificarnos con “el observador” y no “con lo observado” [pensamientos, emociones, sensaciones], solo observa… dejando pasar…

Lo importante es crear un espacio de reconexión con uno mismo, donde podamos aprender a cuidarnos mejor para llevar una vida más plena y feliz.

Amor, Perdón y Servicio.

por Prem Savitri                                                                                                     savitri@retiroverde.com

Clases de Yoga en Palermo: MAS INFO